Insomnio en el Niño

¿Por qué se producen los trastornos del sueño en los niños? ¿Cuáles son los más comunes?

Los trastornos del sueño en niños y adolescentes difieren de los que aparecen en adultos. Algunos son específicos de la infancia, mientras que otros ocurren a lo largo del desarrollo. En adolescentes es común que aparezcan patrones irregulares del sueño o sueño insuficiente, generalmente debido a la adquisición de hábitos inadecuados durante la etapa escolar. En ocasiones, son los padres los que se quejan en lugar del niño, siendo la parte principal del cuadro la percepción de ellos acerca del “posible trastorno”. A menudo, la queja tiene más que ver con un problema que con un trastorno real, y va a variar de familia en familia y en función de aspectos culturales. Por ello, deberá valorarse el contexto psicosocial en el que se encuentra el niño.

Al menos 1 de cada 3 niños padecen de trastornos del sueño de manera crónica, la mitad de los adultos refieren no dormir bien regularmente, y un 10% de la población general tiene problemas con el sueño de tal magnitud que requieren tratamiento. Todo el mundo ha tenido problemas con el dormir en algún momento de su vida. La Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño incluye aproximadamente un centenar de trastornos del sueño (al menos 85). Cada uno tiene sus causas, consecuencias y características particulares.

Esta Clasificación internacional de los trastornos del sueño resume los trastornos en las siguientes categorías:

1

Disomnias

  • Trastornos intrínsecos del sueño
  • Trastornos extrínsecos del sueño
  • Trastornos del sueño relacionados con el ritmo circadiano
2

Parasomnias

  • Trastornos del despertar
  • Trastornos de la transición sueño-vigilia
  • Parasomnias habitualmente asociadas con el sueño de los REM
  • Otras parasomnias
3

Alteraciones médico-psiquiátricas

  • Asociadas con enfermedades mentales
  • Asociadas con enfermedades neurológicas
  • Asociadas con otras enfermedades
4

Alteraciones propuestas

¿Cuáles son los efectos del trastorno de sueño en la salud infantil?

Los trastornos del sueño en la infancia revisten una muy importante relevancia, ya que si no solucionamos apropiadamente los problemas; podrán dejar secuelas irreversibles en la persona. Bien que no se corrija el problema, bien que sus consecuencias en el crecimiento, el desarrollo, en la cognición o en el riesgo cardiometabólico sean imposibles de eliminar, modificar o mitigar.

Funciones del sueño y algunos de los eventos fisiológicos que ocurren mientras dormimos:

1. Recuperación y restauración: si no dormimos, o dormimos mal, un profundo cansancio e incapacidad para realizar nuestras actividades será el resultado. Es decir, nuestro corazón y aparato circulatorio, nuestra digestión, nuestro cerebro, nuestra piel, en fin todos los órganos, están alterados.

2. Memoria y aprendizaje: los trastornos del sueño alteran profunda y precozmente la memoria y nuestro rendimiento académico y laboral. Dentro de los signos más precoces de la privación del sueño, se observan la pérdida de memoria, la dificultad de adquirir nuevos aprendizajes, la disminución de la destreza motora y los cambios del humor, como la irritabilidad.

3. Procesamiento de información sensorial: cuando dormimos tenemos todavia capacidad para detectar y procesar información externa. Particularmente la auditiva y visual. Esto, que ha salvado a las especies a sobrevivir de sus depredadores, tiene una grandísima importancia en el desarrollo cerebral. Por lo que el niño NO debe ser sometido a estímulos lumínicos ni sonoros mientras duerme. Como ocurre con la televisión encendida.

4. Ensueños: Los ensueño se producen siempre que dormimos, generalmente recordamos los que ocurren cuando nos despertamos en las fases más profundas del sueño. Estos ensueños pueden recrearse de estímulos que hemos vivido o que anhelamos, pero también con estímulos sensoriales que percibimos mientras dormimos.

5. Conservación de energía: Uno de los principales objetivos del sueño es conservar la energía. Por eso trastornos tan graves como la obesidad y el crecimiento alterado están íntimamente relacionados con el dormir inadecuadamente.

6. Las funciones cardiovasculares, las hormonas (La hormona de crecimiento, la prolactina, TSH que estimula la tiroides, la adenocorticotropa o ACTH, el cortisol, la melatonina, la renina, etc.).

Síntomas o Signos característicos de los trastornos del sueño:

Necesidades de sueño a lo largo del desarrollo

Las necesidades de sueño varían a lo largo del desarrollo. Es importante conocer la cantidad de sueño normal en función de la edad, ya que en ocasiones las expectativas de sueño que consideran los padres difieren de las necesidades reales, por lo que pueden estar refiriendo un problema de insomnio cuando no lo hay:

Edad
Duración de horas sueño en horas
Recién nacido
14 horas
0-1 años
16-20 horas
1-3 años
12 horas
3-5 años
11-12 horas
6-12 años
10-11 horas
10-11 años
9 horas
≥ 12 años
8-8.5 horas
Fuente: AEPNYA

¿Cómo afecta esta situación a los padres?

Los trastornos del sueño en el niño, afectan el núcleo familiar. Si un niño no duerme bien seguramente sus padres tampoco.

¿Qué es el insomnio infantil?

Se define al insomnio como: la dificultad para iniciar o mantener el sueño o despertarse antes de lo “deseado o necesitado”; y en un sentido más amplio es la sensación de un sueño no reparador o “mal” dormir.

El insomnio es crónico cuando perdura en el tiempo.

El tratamiento, en general, va a ser fundamentalmente cognitivo-conductual.

En casos de patología psiquiátrica o cronificación del trastorno, donde puede ser necesario:

  • El uso de fármacos.
  • Tratamiento psicológico y conductual:
    • a) Reducir la implicación de los padres en el inicio del sueño
    • b) Consistencia
    • c) Manejo de la ansiedad del niño y de los padres

Adolescentes:

  • a) Descartar trastorno psiquiátrico
  • b) Horarios de sueño y despertar
  • c) Sueño durante el día
  • d) Higiene del Sueño.